DETRÁS DE ESCENA

Meditar puede ser divertido

Conoce a la diseñadora detrás del concepto visual de Headspace.

Headspace: Meditación y Sueño

Relax: meditar y dormir

VER

Si ya has probado a encontrar paz interior usando Headspace: Meditación Guiada, habrás notado que esta app es además muy divertida. Sus joviales ilustraciones y animaciones representan más a alguien meditando en la banca de un parque que en la cima de una montaña.

“A veces el lenguaje místico de la meditación intimida a la gente; algunos piensan que esta disciplina sólo se trata de chakras, piedras e incienso”, dice Anna Charity, líder de diseño de la app. Su dirección de arte ha sido clave para lograr el inimitable estilo de Headspace, aligerando e iluminando el concepto de la app desde su lanzamiento en 2012.

Las ilustraciones que Anna Charity y su equipo crean para Headspace representan a gente común incorporando la meditación a su vida cotidiana.

Existe una razón práctica para que los gráficos de Charity se alejen de lo místico. “Mostramos a nuestros meditadores en trenes o parques para que la gente pueda visualizarse desarrollando esta práctica en situaciones habituales”, nos explica.

Tiene mucho sentido, ya que Headspace se diseñó, en parte, para desmitificar la meditación.

La elección del tipo de letra (aperçu) y el tenue tono pastel de su paleta de colores son esenciales para el enfoque relajado de la app, dice Charity.

“Una idea primordial para nosotros es conectar con las personas donde sea que se encuentren”, explica. “Intentamos incluir humor, siempre que sea posible y apropiado, para que aprender a meditar no resulte pesado”.

De ahí que los meditadores de las ilustraciones esquíen, cocinen y hagan piruetas por toda la pantalla. Los vemos en un parque, con los ojos cerrados, mientras un ruidoso mundo los rodea.

El equipo de Headspace, meditando en sus oficinas de Santa Monica, California.

“Se integra perfectamente con ese principio de la meditación llamado mente de principiante, el cual se basa en una visión lúdica y casi infantil de la meditación y la vida”.

Conectar con la gente donde sea que se encuentre es lo que hace a esta app tan popular; un principio que sigue evolucionando. Sus meditaciones, guiadas con toda serenidad por Andy Puddicombe, cofundador y exmonje, pueden ser tan breves como un minuto.

En Headspace, hasta las nubes son felices.

“Por eso queríamos que Headspace estuviera disponible para tu teléfono móvil; es el dispositivo que usas para gestionar tus relaciones importantes. Entonces, ¿qué mejor lugar para albergar a tu maestro de meditación?”.

Charity, que también es una meditadora consumada, anima a que la gente cree un espacio donde practicar. “La gente está tan ocupada, que a veces sólo cuenta con unos minutos al día para dedicarle a su mente”, dice. “Estamos listos y preparados para cuando encuentren ese momento”.

    Headspace: Meditación y Sueño

    Relax: meditar y dormir

    VER