LOS JUEGOS SON ARTE

Un viaje de sanación

GRIS cuenta una hermosa e inspiradora historia acerca del duelo.

GRIS

Juegos

VER

La pérdida y el dolor son una parte inevitable de la vida y dos sentimientos con los que todos podemos sentirnos identificados.

A menudo, nuestra reacción natural es dar la espalda a estas emociones tan intensas. GRIS, sin embargo, se enfrenta a ellas cara a cara. Su historia sitúa en el núcleo de la narración a una chica afectada por la pérdida de alguien a quien amaba. La desesperación y el luto son palpables desde el principio, pero la historia evoluciona hasta desprender una esperanza que permite que la protagonista encuentre el coraje para aceptar lo sucedido.

GRIS transmite una atmósfera de serenidad gracias a las maravillosas ilustraciones hechas a mano por el artista Conrad Roset, a la par de unos emotivos gráficos y una conmovedora banda sonora.

Roger Mendoza y Adrián Cuevas, miembros de Nomada Studio, se sintieron tan inspirados al ver las ilustraciones en acuarela de Roset que decidieron colaborar en un juego en torno a ellas. “Los tres sabíamos lo que significa perder a alguien cercano y el dolor que eso supone. Ya sean familiares o amigos, perder a seres queridos afecta lo más profundo de nuestro corazón. Queríamos crear un juego que lidiara con ese dolor”, dice Mendoza.

El resultado es GRIS, un evocador viaje a través de las cinco fases del duelo, todas ellas exploradas a través de un simbólico y artístico uso del color.

La negación: blanco y negro

Al principio la protagonista, conmocionada y con un tremendo dolor, rechaza la realidad. Este sentimiento se representa con sombríos tonos blancos y negros que encapsulan a la perfección su impotencia y desánimo durante las primeras fases del juego.

La ira: rojo

La ira se revuelve y se retuerce en tonos rojos junto con una intensa tormenta de arena que parece frenar a la chica, causando destrozos a su alrededor. Esa ira se muestra con colores fuertes como un sanguinolento carmesí, mientras las atormentadas estatuas en el camino parecen representar su angustia.

La negociación: verde

En lo más profundo de los exuberantes verdes de un bosque, nuestra protagonista empieza a darse cuenta de que, por mucho que corra no puede escapar de la realidad. El aplastante peso de la pena se manifiesta en forma de un monstruo gigante al que debe enfrentarse para poder seguir adelante.

La depresión: azul

El hecho de no poder cambiar lo que ha sucedido provoca una ola de depresión que engulle al personaje principal, que pese a ser frágil pasa por un punto de inflexión en el que se resiste a rendirse, consiguiendo la fuerza necesaria para seguir avanzando.

La aceptación: amarillo

Decidida a continuar, la chica rompe las cadenas del dolor para seguir un sendero dorado que desemboca en la recuperación emocional. Al enfrentarse a sus sentimientos y aceptándolos, su dolor empieza a desvanecerse.

Este flujo continuo de colores constituye un impactante viaje visual a través de las complejidades del duelo. Y aunque estas emociones como la pena, la depresión y la pérdida no son temas habituales en los videojuegos, GRIS las combina con tanta delicadeza que los jugadores se verán profundamente afectados por su envolvente y emotiva experiencia de juego.

“Todo el mundo se enfrenta a estas pruebas a lo largo de su vida”, comenta Mendoza. “Creo que es positivo que haya juegos más diversos que toquen estos temas”.

De hecho, algunos jugadores han comentado que el juego los ayudó a lidiar con sus propias dificultades y a sentir que habían conseguido poner cierre a dolorosas experiencias pasadas.

“Si nuestro juego ayuda a que alguien lidie con su sufrimiento nos sentimos satisfechos. Así que esperamos que puedas disfrutar de él cómodamente y a tu ritmo”.

    GRIS

    Juegos

    VER