SUPERFANÁTICOS

Conoce al tabernero

Scott Levy es un megafan que no sólo ama Hearthstone, lo vive.

Hearthstone

Juegos

VER

Scott Levy es un especialista en soporte informático que además interpreta a la perfección al enano tabernero que tan efusivamente te saluda al principio de Hearthstone.

Cuando le oigas gritar “calienta esas botas congeladas junto al fuego” con su exagerado acento escocés, jurarás que estás a punto de recibir una buena mano de cartas virtuales.

Sin el disfraz puesto, Levy es un tipo tan afable como su alter ego.

Levy no sólo habla igual que el posadero. Cuando acude a convenciones y festivales como BlizzCon y PAX literalmente se convierte en el personaje, poniéndose el traje, la peluca y el maquillaje que él mismo encargó a profesionales de Hollywood.

“Son tres horas y media sentado en una silla con el maquillaje y las prótesis”, dice Levy. “Cada vez que me pongo el traje, me cuesta unos 300 dólares”.

Estos esfuerzos son costosos, pero no pasan desapercibidos.

“Caminar por las convenciones o estar en eventos y ser el tabernero es una sensación increíble”, cuenta Levy. “Y cuando me oyen hablar y quedan impactados, me siento de maravilla”

Levy, al igual que los fans con los que comparte su pasión, siente un profundo cariño por este juego. De hecho, el cuarentón de Santa Ana, California, es uno de los miembros más célebres de la comunidad Hearthstone, mundialmente conocida por organizar sofisticados eventos en los que, él, como maestro tabernero, siempre se asegura de que los jugadores se sientan como en casa.

“El juego es genial, pero lo que realmente me convenció para organizar estos eventos fue la comunidad”, dice Levy, quien convoca a aficionados de cualquier nivel a sus encuentros. “No tienen por qué ser buenos, no tienen por qué ser competitivos: todos van a divertirse”.

Vestido como posadero de los pies a la cabeza, Levy parece que acaba de salir de la pantalla del juego.

Levy organizó su primer encuentro de Hearthstone como una reunión casual en 2015. Un año más tarde, le pidieron ser el anfitrión del evento en la gira del campeonato en Arizona, donde creó miniretos impresos en pergaminos (nada más y nada menos) para que los jugadores se motivaran y se metieran en su papel.

A los fans les encantó y aquello hizo que los recursos que Levy empleaba se enriquecieran con cada nuevo evento. Él y su equipo, compuesto por cinco voluntarios, han llegado a crear de todo: desde una maqueta de un volcán en erupción hasta un árbol embrujado de más de tres metros con ojos electrónicos capaces de seguir a la gente que pasaba por allí.

Hearthstone se ha renovado con montones de expansiones y aventuras, pero el posadero lleva en el juego desde el estreno de la primera versión.

“Quería que la gente viviera algo que superara sus expectativas y los impactara”, dice Levy.

Para la celebración de un evento en el que se presentaba el lanzamiento de la expansión Ascenso de las sombras, Levy y su equipo construyeron varios escape rooms girando en torno a los villanos que protagonizaban la nueva entrega. Resolver estos rompecabezas te llevaba a una pirámide en la que, para desbloquear un cofre lleno de tesoros, debías conectar cables con símbolos siguiendo un orden determinado.

Levy atribuye su capacidad de organizar eventos a una época en que fue gerente de restaurantes y a diseñar espectáculos para grupos de música (toca el keytar).

“Aquellas dos semanas dormí muy poco”, cuenta acerca de los días que precedieron a la gran presentación.

Varios fabricantes de juegos están tratando de contar con sus servicios, y el desarrollador de Hearthstone, Blizzard Entertainment, lo ha contratado para que organice torneos oficiales. Así que Levy confía en convertir su proyecto personal, Bytes Events, en un trabajo a tiempo completo.

Por ahora, le basta con interpretar al tipo más simpático de Hearthstone.

“Si alguien va a ser el tabernero, ese seré yo”, dice Levy. “Me tomo este asunto demasiado en serio”.

    Hearthstone

    Juegos

    VER