EMPIEZA AHORA

Lo esencial: Minecraft

Analizamos los mejores juegos del App Store.

Minecraft

Juegos

VER

Si nunca has jugado Minecraft, seguro que has oído hablar de él. Y si tampoco has oído hablar de él, es que has debido pasar los últimos años sin ningún tipo de conexión a internet.

El multipremiado videojuego es un verdadero fenómeno, un juego de mundo abierto sin igual, un espacio infinito lleno de aventuras increíbles y maravillosas y una de las herramientas creativas más flexibles y accesibles con las que te puedas encontrar.

Esto no significa que resumir su atractivo resulte más sencillo. Hay quien podría decir que esencialmente se trata de una enorme cubeta de piezas digitales de Lego. Y es cierto hasta cierto punto, ya que en esencia el juego es una manera creativa y absorbente de construir cualquier cosa que se te pueda ocurrir con unos simples bloques.

En el modo Creativo puedes hacer exactamente eso sin ninguna presión. Tienes todos los recursos del mundo a tu alcance y es posible hacer con ellos lo que quieras. Con los materiales, el tiempo y la paciencia suficientes, las opciones son prácticamente infinitas. De hecho a lo largo de los años, los jugadores de Minecraft han construido todo tipo de increíbles edificaciones, desde el Taj Mahal hasta una recreación de Westeros de Juego de Tronos.

De todos modos, ten en cuenta que meterse en proyectos de esa escala puede ser demasiado si eres nuevo en este juego. Lo que es seguro es que tu primera construcción en Minecraft es inolvidable, con la satisfacción de haberla hecho con tus propias manos. Poco después de lograrlo, tendrás la seguridad suficiente para ir añadiendo detalles decorativos, y convertirás una casa básica en un hogar con todas las comodidades sin que te cueste demasiado esfuerzo.

Los jugadores de Minecraft han creado unas cuantas cosas realmente increíbles.

Hacerse con un refugio es algo esencial para el modo Supervivencia, que es donde nació Minecraft. De hecho, su nombre proviene de las dos tareas clave que debes cumplir: explorar su mundo para extraer sus recursos (“mine”) y utilizarlos para elaborar artículos esenciales (“craft”). A su vez, y a medida que las fronteras del mundo van abriéndose ante ti, esos objetos te permiten explorar más y sobrevivir durante más tiempo.

El modo Supervivencia, con recursos que conseguir y enemigos que evitar, es el lado más recreativo del juego.

La habilidad para cosechar recursos naturales y combinarlos para fabricar herramientas conecta con una emoción primigenia que, en parte explica por qué este modo consigue que millones de jugadores quieran seguir jugando.

Cuando te sumerges en entornos naturales desconocidos, te sientes como un valiente aventurero, y cuando vuelves a casa para experimentar con los materiales que has reunido, te sientes como un científico loco.

A veces te tocará trabajar duro para conseguir prosperar en este mundo, que en ocasiones resulta hostil. Los Ghasts flotantes y los sibilantes Creepers explosivos son sólo dos de los enemigos capaces de convertir tus pasos en algo peligroso. Por suerte, enseguida habrás fabricado arcos y espadas para lidiar con ellos. Ningún juego de supervivencia te permite disfrutar del fruto de tu trabajo tanto como Minecraft.

Este pequeño tipo es un Creeper, y si te acercas a él, no dejará de perseguirte.

Juegues en el modo que juegues, Minecraft no tiene por qué ser una experiencia individual. Varias manos pueden ayudarte y sacar adelante cualquier tarea con más facilidad, tanto si se trata de vencer al Enderdragón como embarcarse en un elaborado proyecto de construcción. Este juego se disfruta como nunca cuando se comparte con amigos.

Los jugadores que no conoces también pueden ayudarte a animar cada partida gracias a una tienda que pone a tu alcance montones de plantillas, diferentes apariencias de personajes, texturas e incluso mundos enteros creados por otros usuarios. Y si el nuevo contexto que has escogido no te convence del todo, tienes toda la libertad del mundo de crear tus propias reglas, con las que puedes, por ejemplo, permitir que se puedan hacer trampas.

El juego tiene infinitas y asombrosas particularidades y esto que te hemos contado es sólo la punta del iceberg, pero al final Minecraft es como The Matrix: te pueden contar lo que es, pero necesitas experimentarlo en persona para saber lo que se siente.

    Minecraft

    Juegos

    VER