SUPERFANÁTICOS

Estilo y sustancia

Conoce a la mayor fanática de Covet Fashion.

Covet Fashion

Juego de compras y ropa

VER

Durante el día, Sarah Fink dirige un laboratorio de investigación cardiológica en la facultad de medicina de la Universidad Johns Hopkins. De noche, se convierte en una estilista virtual y en una de las gamers de juegos de moda más exitosas del mundo.

Cuando juega a Covet Fashion, que utiliza ropa de diseñadores reales como Calvin Klein y Rachel Zoe, viste a personajes animados para entrevistas de trabajo, para fiestas a bordo de yates y para todo lo que hay en medio.

Desde que comenzó a jugar en 2015, Sarah Fink ha pasado miles de horas en Covet Fashion.

Los millones de personas que forman la comunidad del juego votan a sus favoritos. Y Fink es una de las más populares, lo que le permite ganar premios con los que puede comprar más prendas para vestir a más personajes que tienen entrevistas de trabajo y fiestas en yates.

Hasta la fecha, Fink ha acumulado más de 27 millones de dólares en moda digital, una de las colecciones más valiosas de todo el juego.

En septiembre de 2018, Fink (en una imagen más reciente) fue la anfitriona de una reunión de fanáticos de Covet Fashion con los desarrolladores del juego en Washington, D.C.

Fink comenzó a jugar en su iPhone para entretenerse en el largo trayecto del autobús que la llevaba al trabajo. Atraída por la mezcla de competencia y colaboración del juego, se ha conectado con la comunidad de Covet Fashion prácticamente cada día desde 2015.

“Nunca imaginé que formaría vínculos tan fuertes con gente a la que no conocía, pero muchos se han convertido en familia para mí”, dice.

Sea cual sea el look, Fink considera que Covet Fashion es un valioso recurso para ponerse al día con las últimas tendencias.

Está Luiza, una estudiante de diseño de moda brasileña con la que Fink se escribe a menudo pero aún no ha conocido en persona. O Kelly de Florida, a la que Fink llama la “mamá de Covet” porque siempre ofrece apoyo y consejos maternales.

Para Fink, que sufre de fibromialgia y tiroiditis de Hashimoto, una enfermedad autoinmune, Covet Fashion representa una comunidad curativa. “Tienes una red de mujeres que saben lo que estás atravesando y te dan mucho apoyo”, explica.

“Compartimos risas y luchas, y nos apoyamos más allá del juego. Si Covet dejara de existir mañana, sé que estas personas seguirían en mi vida”.

    Covet Fashion

    Juego de compras y ropa

    VER