PASO A PASO

¿Pelaje oscuro? No hay problema.

Solucionando un problema fotográfico habitual… ¡y muy adorable!

Los animales de pelaje oscuro son muy complicados de fotografiar. Su lustroso y resplandeciente pelaje suele salir como una mancha negra en las fotos.

Esto tiene una explicación técnica: cuando hay demasiado contraste entre el sujeto y el fondo, la cámara se ve obligada a trabajar con un rango dinámico limitado. El rango dinámico es la diferencia entre la parte más clara y más oscura de una foto. Esto puede provocar la sobreexposición (demasiada luz) del fondo o la subexposición (demasiado oscuro) del animal.

Los siguientes consejos te ayudarán a superar esos obstáculos y a conseguir que las fotografías de tus mascotas siempre sean dignas de ser impresas.

Cuando sacamos esta foto, fijamos el foco y la exposición sobre esta adorable carita.

Expande tu rango dinámico

Cuando encuadres tu fotografía utilizando la app Cámara, toca la cara de tu mascota en la pantalla. Esto hace que la cámara fije el foco y la exposición en la parte más importante de la foto. Puede ser que el fondo salga un poco quemado pero no te preocupes. Ahí es cuando entra en juego el modo HDR (alto rango dinámico).

Con HDR, tu cámara saca tres fotos consecutivas en una ráfaga usando diferentes exposiciones. Después las fusiona y crea una imagen más equilibrada. El modo HDR te ayudará a extraer el detalle del pelaje de tu mascotita y equilibrará el fondo con sólo un toque.

Para activar esta función en Cámara, toca HDR en la parte superior de la pantalla. Si no ves HDR en la barra de herramientas, ve a Ajustes y desactiva el HDR automático.

Si quieres capturar el pelaje de tu mejor amigo, acércate. Los detalles se pierden cuando disparas a demasiada distancia.

Suaviza la luz

Aunque podrías pensar que tener más luz es mejor, este no es el caso. ¿La clave para capturar las fotos que ves aquí? Controlar la fuente de luz.

Una fuente tenue es ideal: una ventana en un día nublado, si estás en interior, o un sitio que esté en sombra, si estás fuera. Para estas fotografías hemos usado una sola fuente de luz difusa, colocada arriba y al frente. Puedes conseguir un efecto similar con una lámpara de suelo.

Opta por un fondo neutral en lugar de un blanco brillante y coloca a tu mascota a 30 o 60 centímetros de distancia, como hicimos aquí.

Trabaja las sombras

Después de haber sacado la foto, intenta ajustar el brillo y las sombras con un editor fotográfico como Darkroom – Photo Editor. Aumentar el brillo ilumina toda la foto y ajustar las sombras afecta a los pixeles más oscuros. Lo mejor es combinar ambos valores.

Si el fondo sale demasiado claro (quizás los ladrillos o los arbustos de atrás salen lavados) empieza por bajar el brillo. Así oscurecerás toda la imagen, lo que probablemente hará que el animalito salga demasiado oscuro. Pero no pasa nada. Para arreglar este problema, sube las sombras y así iluminarás su pelaje sin afectar demasiado al resto de la foto.

¿El resultado? Una foto más equilibrada que captura a la perfección la belleza de tu adorable amiguito.

    Darkroom – Photo Editor

    Editor rápido y avanzado

    VER