EMPIEZA AHORA

Lo esencial: The Witness

Analizamos los mejores juegos del App Store.

The Witness

Juegos

VER

The Witness no es un puzzle cualquiera, es un fascinante viaje a través de una preciosa isla desierta. Su creador, Jonathan Blow, que pasó siete años construyéndolo, no quiere que te sientas más inteligente sino que seas más inteligente al jugarlo. Lo importante es que este juego, además, consigue que desarrolles esa percepción a tu propio ritmo.

En The Witness podrás explorar una isla entera y descubrir montones de misterios.

A lo largo de la isla encontrarás cientos de paneles táctiles, cada uno con un laberinto en el que debes trazar una ruta desde un punto de partida circular hasta la salida, dibujando una sola línea continua que no puede cruzarse a sí misma.

A veces estos paneles son independientes pero normalmente aparecen en secuencias, formando una especie de red de circuitos para dar energía a mecanismos y puertas que te dan acceso a nuevas áreas conforme la isla va expandiéndose.

Nadie te dice a dónde debes ir pero hay recorridos que destacan como opciones obvias y otros puntos de referencia que llamarán tu atención para seguir adelante. Además, siempre puedes seguir los largos cables que salen de estos paneles para llegar a interesantes puntos.

La isla está llena de paneles con puzzles de todo tipo.

Cada conjunto de paneles añade una nueva regla para, a continuación, añadir una variante ingeniosa. Por ejemplo, puede ser que empieces una línea y que de pronto tus movimientos sean automáticamente reflejados por otra, obligándote a alcanzar las salidas con las dos. Después esa línea se vuelve invisible y tienes que adivinar hacia dónde está circulando usando tu intuición.

A medida que vas avanzando, el entorno se convierte en un factor relevante. Necesitarás ocuparte de algunos laberintos que aparecen en el horizonte y tendrás que dibujar alrededor de las rocas que sobresalen y se reflejan en el agua. Hay laberintos dentro de otros laberintos en los que tu ruta hacia la pantalla determina la ruta que trazas a través de ella. Y luego están las baldosas que se iluminan bajo tus pies mientras el panel se ilumina para coincidir con tus movimientos.

A veces las soluciones de los puzzles se encuentran escondidas en el propio entorno.

Muchos de los rompecabezas pueden volverse menos emocionantes cuando te acostumbras a sus reglas pero The Witness se las arregla para dar con tantas variaciones que retuercen la idea esencial del juego para que no dejes de entusiasmarte con nuevos y continuos descubrimientos. Ver cómo todo encaja en su sitio resulta increíblemente satisfactorio y esa es una sensación que sentirás una y otra vez.

Por supuesto, habrá momentos en los que los engranajes de tu cerebro dejarán de funcionar. Pero no pasa nada: si te atascas puedes irte a otra parte de la isla y probar con otro conjunto de rompecabezas. Hay veces en las que todo lo que necesitas es un descanso para que una regla se asiente en tu cabeza: volverás al panel que te parecía imposible y de pronto te parecerá de lo más sencillo.

    The Witness

    Juegos

    VER