TRAS LAS CÁMARAS

¡Fuera prejuicios! Meditar es divertido

Esta diseñadora cuida de tu mente mientras realizas tareas cotidianas.

Headspace: Meditación y Sueño

Relájate, duerme y controla el

VER

Si ya has probado a encontrar la paz interior usando Headspace: Meditación Guiada, sabrás perfectamente que esta app no se toma demasiado en serio a sí misma. Es más probable que las divertidas ilustraciones y animaciones, distribuidas a lo largo de Headspace, sitúen a alguien meditando en un banco del parque, que en la cima de una montaña.

“Muchas veces, la gente asocia el lenguaje místico de la meditación con chakras, incienso y piedras, lo que les echa para atrás directamente”, asegura Anna Charity, la jefa de diseño de la app. Su dirección de arte ha sido clave para crear el inimitable estilo de Headspace e iluminar el recorrido de la app desde que fue lanzada en 2012.

Las ilustraciones que Anna Charity y su equipo han creado para Headspace representan a gente normal haciendo uso de la meditación en su vida cotidiana.

Existe una razón práctica por la que los gráficos de Charity se alejan del rollo místico. “Mostramos a nuestros meditadores en trenes o parques para que la gente pueda visualizarse a sí mismos desarrollando esta práctica en situaciones cotidianas”, nos explica.

Tiene todo el sentido del mundo, ya que Headspace se diseñó, en parte, para eliminar falsos prejuicios sobre la meditación.

La elección de la fuente (aperçu) y el tenue tono pastel de su paleta de colores son esenciales para simplificar el enfoque que usa la app, dice Charity.

“Una idea realmente importante para nosotros es conectar con la gente en la situación en la que se encuentren”, afirma. “Hemos intentado meter humor siempre que ha sido posible, para que aprender no resulte pesado”.

De ahí que los meditadores esquíen, cocinen, monten en monopatín y hagan piruetas por toda la pantalla. Es maravilloso verles en un parque, con sus ojos cerrados, mientras los demás charlan en los columpios o escuchan la radio a todo volumen.

El equipo de Headspace meditando en sus oficinas de Santa Mónica (California, EE.UU.).

“Se integra perfectamente con ese principio de la meditación conocido como mente de principiante, que está basado en una visión divertida y casi infantil de la meditación y la vida”, reconoce.

Poder conectar con la gente en sus situaciones particulares es lo que ha dado fama a esta app. Y es que sus meditaciones, guiadas con toda serenidad por Andy Puddicombe, cofundador y monje retirado, pueden durar tan solo un minuto.

En Headspace, hasta las nubes son felices y sonríen.

“Teníamos que hacer que Headspace estuviera disponible para móvil. Es el dispositivo que usas para gestionar tus relaciones esenciales, así que ¿qué mejor hogar puede haber para tu maestro de meditación?”, recuerda Charity, que también es una meditadora consumada y anima a la gente a probar.

Lo tiene claro: “La gente está tan ocupada que puede ser que solo tengan unos pocos minutos al día para preocuparse de su mente y nosotros estamos a la espera y preparados para cuando encuentren el momento”.

    Headspace: Meditación y Sueño

    Relájate, duerme y controla el

    VER