EMPIEZA AHORA

Aprende Swift en 24 horas

Toca y descubre todo lo que puedes dominar en poco tiempo.

Si has pensado en aprender a programar pero nunca habías tenido tiempo para hacerlo, tenemos buenas noticias. Si dedicas una hora diaria durante ocho días a aprender a usar Swift, te acercarás bastante a tu meta.

Tu guía es Swift Playgrounds, una app exclusiva para iPad que convierte la programación en un juego que presenta cada lección como un rompecabezas.

1ª hora

Tal y como en una clase de inmersión lingüística, Swift Playgrounds te mete de lleno para que no tardes en dominar los principios básicos.

La app te recibe con una pantalla dividida: una mitad muestra un área de texto en la que introduces los comandos para controlar a una adorable criatura de un solo ojo llamada Byte, que aparece en la otra mitad de la pantalla en un entorno de videojuego.

Prueba a ejecutar el comando moveForward() para que Byte se mueva hacia delante. Ya estás programando.

    Swift Playgrounds

    Educación

    VER

2ª hora

En esta sesión agruparás una serie de comandos para crear una función, haciendo que tu código sea más preciso.

3ª hora

Después de aprender cómo dividir los grandes problemas en pequeños pasos (un proceso llamado descomposición), crearás una función llamada turnAround.

Esta función te ahorrará mucho tiempo según se vayan complicando los ejercicios.

Aunque resolver un rompecabezas puede ser fácil, por lo general tendrás que planear cada paso, experimentar y aprender de tus fallas.

Swift Playgrounds te permite ver tus errores fácilmente, ejecutando tu secuencia de programa a velocidades diferentes: lento para resaltar cada detalle del código mientras Byte lo lleva a cabo, y más rápido para ver si tu comando funciona.

Ayudar a Byte a atravesar estos complicados rompecabezas es sorprendentemente entretenido.

4ª hora

Con la nueva herramienta, Loop, podrás establecer la cantidad de veces que Byte ejecutará un comando.

5ª hora

El código condicional es el que hace que Byte reaccione ante la información. Por ejemplo, puedes hacer que Byte recoja una gema únicamente si está debajo de ella.

A veces, escribirás códigos condicionales que no tendrán el efecto que buscabas. Es difícil no sentirse mal cuando Byte fracasa por culpa de algo que has tecleado y se pone triste. Aunque también es gracioso ver cómo se estampa contra un muro una infinidad de veces.

6ª hora

En tu sexta hora aprenderás sobre los operadores lógicos. Estos permiten que Byte tenga en cuenta una combinación de diferentes circunstancias. Ciertas condiciones como “isOnGem” (“estáSobreGema”) da como resultado una respuesta que es verdadera o falsa (llamada boleana). Esto significa que puedes hacer que Byte haga una cosa si la condición es verdadera, y otra si es falsa.

Es un momento clave. Hasta ahora has logrado que Byte camine, pero es la primera vez que está tomando sus propias decisiones. Tú lo programaste para que lo haga, pero tu pequeño amigo es cada vez más listo (y tú también).

7ª hora

Aquí te darás cuenta que las apps que usas todos los días utilizan los mismos códigos rudimentarios que acabas de aprender. Por ejemplo, si alguien abre una app por primera vez, aparece un tutorial.

8ª hora

Los operadores lógicos son cada vez más complejos, al igual que los rompecabezas y tu código. Si comienzas uno nuevo y parece que no hay manera de resolverlo con lo que has aprendido, intenta dividirlo en partes más pequeñas.

Una lección que debe acompañarte siempre es que es importante ser preciso. Programar es parecido a hablar con un niño que se toma todo al pie de la letra. Imagínatelo: “Me dijiste que fuera hacia la izquierda. ¡No me dijiste nada de no chocar contra una pared!”.

Después de ocho horas, aún queda mucho por aprender. Con suerte, estos primeros pasos habrán resultado lo suficientemente estimulantes como para que continúes este apasionante viaje.

Más recursos

    Khan Academy

    Puedes aprender cualquier cosa

    VER

    Mimo: aprende a programar

    Aprende a hacer apps y más

    VER