DETRÁS DE ESCENA

Así se creó Brawl Stars

La historia del último juego de los creadores de Clash of Clans.

Juegos como Brawl Stars no surgen de la nada. Tuvieron que pasar cuatro años llenos de cambios y evoluciones para que Supercell lograra perfeccionar la mecánica de juego. Lo que inició siendo un título de fantasía, se convirtió en un festival de láseres antes de transformarse en un wéstern repleto de pistoleros.

El juego que hoy conocemos sigue conservando esa atmósfera del Viejo Oeste, pero sus caóticos enfrentamientos a tiros tienen ahora un estilo más divertido y cercano a los dibujos animados respecto a las versiones anteriores.

Parece que los cambios siguen y todavía nos espera alguna sorpresa. El equipo de Brawl Stars dice que si buscamos con atención, es fácil encontrar pistas para averiguar dónde está ambientado realmente el juego.

Jon Franzas es uno de los miembros del equipo original que creó Brawl Stars. En su opinión, el estilo de juego sigue siendo el mismo de hace cuatro años a pesar de los continuos cambios temáticos y las mejoras.

Jon Franzas comenzó a trabajar en el proyecto original de Brawl Stars en 2014.

“En su primera versión, este era un juego de combates a muerte que podría encajar en el género de battle royale”, dice Franzas. “Pero pronto nos dimos cuenta de que había mucha gente que quería jugar con sus amigos, así que cambiamos al modo de tres contra tres”.

El primer prototipo era un juego de fantasía. Este era un género que los artistas de Supercell conocían muy bien, lo que les permitía crear gráficos provisionales rápidamente.

Pero incluso en aquella primera versión tan básica, el equipo de desarrolladores en el que colaboraba Franzas se dio cuenta de que el juego tenía mucho potencial. Para aprovecharlo, era necesario crear un escenario menos genérico. Al principio, pensaron en llevar el juego a un universo similar al de Clash of Clans y Clash Royale, pero finalmente decidieron construir un nuevo mundo virtual.

El equipo de Brawl Stars lleva más de cuatro años perfeccionando la mecánica y los personajes del juego.

“En Supercell todavía no habíamos hecho ningún juego de temática espacial”, dice Frank Keienburg, líder del equipo actual de Brawl Stars. “Lo que queríamos era tener distintos modos de juego en varios lugares. Para conseguirlo, creamos varios planetas y dejamos que los jugadores se movieran entre unos y otros”.

El proyecto recibió el nombre provisional Laser y el equipo comenzó a explorar las posibilidades que ofrecía la creación de un nuevo universo de ciencia ficción. El problema, explica Franzas, es que “era muy difícil encontrar una manera original de abordar el tema espacial”.

Estos personajes de ciencia ficción son de la época en la que el proyecto se conocía con el nombre provisional Laser.

En ese momento, se incorporó al equipo Paul Chambers, un artista de videojuegos. “El tiempo pasaba y parecía que el proyecto podía terminar en un fracaso, porque llevaba más de un año en fase de desarrollo sin que hubiéramos encontrado ningún tema que realmente funcionara”, comenta Chambers, que fue el que propuso convertir el juego en un wéstern. “Cuando llevamos a todos los personajes al Viejo Oeste, las piezas empezaron a encajar rápidamente”.

Chambers comenta que en sólo un fin de semana dibujó los bocetos de 10 personajes de estilo wéstern, muchos de los cuales han llegado hasta el juego actual.

Aunque Crow mantuvo el nombre que tenía en estos bocetos originales, los personajes de Cactus, Trickshot, Barkeep y Shotgun acabaron llamándose Spike, Colt, Barley y Shelly.

“Los escenarios del Oeste eran mucho más concretos, las habilidades de los brawlers encajaban mucho mejor y el juego se entendía fácilmente, mucho mejor que las aventuras espaciales, en las que los monstruos y las armas son bastante más abstractos", comenta Franzas.

El nombre provisional del proyecto pasó a ser Gun Town y, a medida que el equipo empezó a estar más seguro de su lanzamiento global, surgieron las primeras dudas sobre su futuro.

“El entorno del Oeste es un poco limitado”, dice Keienburg. “Queríamos que hubiera mucha diversidad y, pensando en un plazo de cinco años, nos preguntamos qué innovaciones podíamos aportar al estilo wéstern”.

Una vez más, el juego tuvo que evolucionar y el Brawl Stars de hoy marca un giro inesperado respecto la ambientación en el Viejo Oeste.

El juego evoluciona constantemente, con nuevos modos de juego, eventos y personajes que aparecen cada pocas semanas. Keienburg dice que su equipo quiere ayudar a los jugadores a crear nuevas arenas y a compartir su juego en las redes sociales.

En realidad, tiene mucho sentido que un juego de disparos basado en el lema “que gane el mejor” evolucione constantemente. Brawl Stars parece tener vida propia, no sólo por sus enfrentamientos impredecibles y llenos de emoción, sino porque siempre ofrece algo nuevo. Parece que las novedades no van a acabar nunca y el juego seguirá sorprendiéndonos en las próximas semanas, meses y años.

    Brawl Stars

    3c3 y Battle Royale

    VER