CONOCE AL DESARROLLADOR

Traducir es pan comido

iTranslate Converse: la creación de una app maravillosamente simple.

iTranslate Converse

Traducir en tiempo real

VER

Dependiendo de cómo lo veas, para crear iTranslate Converse tardaron tres meses o una década.

“Llevamos 10 años haciendo apps de traducción, prácticamente desde que apareció el App Store”, dice Alexander Marktl, CEO de iTranslate y creador de Converse, un traductor de conversaciones en tiempo real. La compañía austriaca lanzó su primera app, un traductor de texto, en 2009. Y aunque fue un éxito total, Marktl no quedó satisfecho con su funcionamiento.

En los años siguientes, iTranslate lanzó muchas más apps y creció hasta tener 25 empleados. Al mismo tiempo, continuó desarrollando su tecnología, extendiéndose a la traducción audiovisual. Finalmente, Marktl llegó a la conclusión de que necesitaban una app que redujera el proceso a lo esencial y que pudiera usarse casi sin pensar.

Converse nació poco después. Sólo hay que mantener presionada su pantalla naranja para traducir la conversación a 38 idiomas y dialectos mientras hablas, incluso si hay ruido de fondo. Marktl nos explica cómo se le ocurrió la idea, por qué pensaba que a la gente le espantaría y por qué los desarrolladores no deberían volverse locos para conseguir un prototipo perfecto.

Una interfaz muy simplificada ayuda a que la comunicación en tiempo real resulte más intuitiva.

¿Qué problema tratabas de resolver con Converse?
La mayoría de las apps de traducción por voz tenían dos botones. Escogías los idiomas, empezabas a hablar y la app intentaba detectar cuándo dejabas de hacerlo. Eso está bien, pero muchas veces estás en la calle y hay ruido. Esas apps no detectan cuándo paras de hablar porque hay demasiado sonido de fondo. Así que se nos ocurrió la idea de mantener presionada la pantalla, como si fuera un walkie-talkie.

Después está el problema de que a menudo terminas interactuando con el teléfono más que con la persona. Estábamos empeñados en crear una experiencia en la que utilizaras toda la pantalla a modo de botón. Si sabes dónde está la pantalla, sabes dónde está el botón. En realidad no necesitas interactuar con el teléfono, basta con sentirlo en tu mano. Hay una función 3D Touch con la que puedes recibir una respuesta táctil. Esos dos simples trucos crearon una experiencia completamente diferente.

¿Cuál fue el mayor desafío al que te enfrentaste?
¡Probablemente los 10 años previos! Aunque realmente creo que cuando estás haciendo un proyecto no estás corriendo un esprint, sino un maratón.

La app de Apple Watch facilita el manejo de las potentes capacidades de conexión de iTranslate Converse.

¿Qué te resultó más fácil de lo que esperabas?
Me sorprendió lo rápido que ejecutamos la app. Teníamos todas las interfaces de programación de aplicaciones (API). Así que una vez dimos con el concepto, la terminamos en tres meses.

¿Cuándo te diste cuenta de que podías sacar esto adelante?
El momento más importante para mí ocurrió después de que tuviera el concepto e hiciéramos los diseños, cuando me di cuenta de lo rápido que iba. Al presentarlo, la mayoría de la gente de la empresa se puso muy escéptica en cuanto al concepto. Pero de pronto, cuando vieron el prototipo y jugaron con él, todo el mundo estaba convencidísimo.

¿Qué consejo te hubieras dado a ti mismo hace unos años?
No inviertas un año o más en el concepto del diseño de una app. Aunque te dé la sensación de que no es perfecto, escuchar opiniones es muy importante y gratificante. Alrededor de 2010 empezamos una app que no era para traducir. Creo que nos llevó dos años crear una primera versión, todo para darnos cuenta de que no funcionaba. Compara eso con lo que hicimos con Converse.

¿Cuáles son tus siguientes planes?
El viaje no ha terminado con ese premio de diseño. La visión de nuestra empresa es la de permitir que cualquier persona pueda hablar cualquier idioma. Queremos que la app funcione completamente sin internet. También confiamos mucho en la traducción visual, especialmente en combinación con AR (Realidad Aumentada). Creo que es un caso perfecto para utilizar AR.

    iTranslate Converse

    Traducir en tiempo real

    VER