DETRÁS DE ESCENA

Oddmar: del borrador a la pantalla

Así se diseñó uno de los mejores juegos que han llegado al App Store en 2018.

Oddmar

Acción-aventura de plataformas

VER

Oddmar nos ha sorprendido, divertido y enamorado. Todo en este juego nos gusta: su cuidada estética de cómic dibujado a mano, su inspiración en la mitología nórdica, sus coloridos mundos…

Su adorable protagonista y su alocada misión para demostrar que es apto de entrar en el Valhalla, el místico lugar en el que el dios Odín recibe a los vikingos que han probado su valor, nos han robado el corazón.

El maravilloso juego de plataformas diseñado por Senri, el estudio responsable de Leo's Fortune, es uno de nuestros juegos favoritos de 2018. Es imprescindible. Así de claro.

Sin embargo, Oddmar pudo ser un juego muy diferente…

"El prototipo inicial estaba basado en la resolución de puzzles", recuerda Johan Knutzen, uno de los productores del juego. Los seis componentes del estudio con sede en Los Ángeles (EE.UU.) sabían desde el principio que querían crear un juego basado en los vikingos, pero no tenían muy claro cómo contar la historia.

La elección de cuadros de diálogo sobre imágenes estáticas hubiese sido la elección más sensata, pero el juego no habría sido tan inmersivo. Después de mucho debate, el equipo se decidió por el formato más complejo y costoso, tanto en tiempo como en recursos y esfuerzo: un cómic animado.

Cada escena requería de una planificación meticulosa: el guión, los gráficos, las animaciones, la música, los efectos de sonido, las voces en off… Conseguir que todas estas pequeñas piezas funcionaran como un todo no habría sido fácil para un gran estudio, y aún menos para una compañía de juegos indie.

Han sido cuatro intensos años de desarrollo, pero en el equipo nadie se arrepiente. "Estamos orgullosos de haber creado la historia como un cómic animado en lugar de optar por una solución menos ambiciosa", admite el diseñador y programador Ferhat Aydoğan.

En las primeras pruebas, el héroe Oddmar recorría las aldeas vikingas gracias a un sistema de “pulsa para moverte” en lugar de los refinados controles táctiles dobles que se encuentran en la versión final.

Y la historia del juego cambió varias veces también. Originalmente se contó desde perspectivas de múltiples personajes, pero el equipo de Senri quedó tan impresionado con el narrador Julian Casey que le convirtió en el único narrador de Oddmar. "Tuvimos que reescribir todas las escenas. Pero el resultado ha valido la pena", reconoce el productor Shahrouz Zolfaghari.

El aspecto general del juego también evolucionó a medida que el equipo se familiarizó con sus herramientas. "De hecho, rehicimos los gráficos de algunos de los primeros niveles que habíamos desarrollado porque las nuevas mecánicas que íbamos introduciendo hacían el juego más atractivo", reconoce Aydoğan.

Todo este duro trabajo ha merecido la pena. Oddmar no sólo es un juego brillante sino que, además, es una obra maestra y muestra el enorme potencial visual al que se puede aspirar cuando un equipo se sacrifica en pos de una meta común.

Un consejo antes de terminar: olvídate de lo que te acabamos de contar, este es un juego que necesitas jugar y descubrir por ti mismo.

    Oddmar

    Acción-aventura de plataformas

    VER