CONOCE AL DESARROLLADOR

Roland Horváth

Cómo un genio autodidacta se convirtió en desarrollador de éxito.

Si alguien te dice que pienses en cualquier cosa excepto en un elefante morado, probablemente, ¡pensarás en un elefante morado! Y si una app se llama Try Not to Smile (intenta no sonreír), lo más seguro es que terminarás sonriendo.

Try Not to Smile es producto de la mente de Roland Horváth, un desarrollador de 17 años nacido en Hungría. La app inicia un cronómetro y te muestra videos tontos de corta duración con el fin de hacerte soltar una carcajada, cosa que suele conseguir. El reloj se detiene en cuanto sueltas una risita (o risotada), y a partir de ese momento puedes ver y compartir un GIF en el que apareces intentando reprimir tu sonrisa, un clip que a veces es más divertido que el video que provocó tu risa.

“Tomo los problemas cotidianos como punto de partida y me esfuerzo por hacer apps que sean lo más útiles posible”.

Como muchos otros chicos, Horváth creció jugando con videojuegos pero, a diferencia del resto, él iba pensando en cómo recrearlos. En séptimo grado empezó a aprender más acerca de programación y apps móviles; devoró videos tutoriales, leyó foros en línea y aprendió a codificar usando Swift y Unity de forma autodidacta.

“Podemos aprender a hacer cualquier cosa”, nos dice. “Las herramientas están ahí, disponibles para cualquiera”.

Representaciones hechas a mano de Try Not to Smile.

Horváth ha publicado numerosas apps, incluyendo un éxito de ventas. Su enfoque: “Tomo los problemas cotidianos como punto de partida y me esfuerzo por hacer apps que sean lo más útiles posibles”.

Horváth creó su primer gran proyecto en 2016, una app educativa llamada Show Me! que enseña el lenguaje de señas de manera divertida e intuitiva.

Intentar no sonreír es la manera más rápida de provocarte la risa.

“Era muy frustrante que existieran apps para aprender casi cualquier idioma, excepto el lenguaje de señas”, dice. “Y más porque la mayoría de nosotros no podemos comunicarnos con este lenguaje, ni siquiera a un nivel básico”.

En 2017, Horváth resolvió otro problema: cómo dormir en el transporte público y no pasarte de la estación. Transitnap! funciona como una alarma que te despierta cuando estás cerca de tu destino.

Por fin una forma sencilla para aprender el lenguaje de señas.
La mayoría de nosotros no podemos comunicarnos con el lenguaje de señas, ni siquiera a un nivel básico.

Tras ganar su segunda beca Apple en tres años, viajó a California para asistir a la conferencia mundial de desarrolladores, la Worldwide Developers Conference, en la ciudad de San José.

“Es realmente importante confiar en tu visión e intuición para perseguir el mayor de tus sueños”, dice. “Elaborar una app lleva mucho trabajo y tiempo, pero al final cada segundo vale la pena”.

    Try Not to Smile

    Entretenimiento

    VER

    Show Me! (Mutasd!)

    Educación

    VER

    Transitnap!

    Utilidades

    VER