JUEGO
DEL DÍA

VMOD

VER

Seguro que alguna vez te pidieron no tocar ciertos botones porque no se sabe lo que puede pasar. Pues en VMOD sucede todo lo contrario: necesitas toquetear y hurgar si quieres resolver sus elegantes rompecabezas.

Cada nivel presenta una cuadrícula de interruptores. Tu objetivo es activarlos todos haciendo que cada punto de la matriz se ilumine de blanco. ¿El truco? Los botones están conectados entre sí y cada uno desencadena un efecto en los demás.

Las formas de estos interruptores representan efectos únicos. Experimenta con ellos y averigua qué es lo que hacen.

Si presionas un botón marcado con un círculo harás que este se encienda mientras se activan los que tiene cerca. Si pulsas el que tiene una X, este se encenderá y los adyacentes se apagarán. Así que cuando tengas cinco o seis botones distintos, necesitarás exprimir tus habilidades analíticas al máximo para averiguar cuál es el orden de activación adecuado.

De vez en cuando te atascarás, pero de pronto el patrón aparecerá como si fuera un destello de inspiración. Presiona el diamante, toca cada triángulo dos veces, luego los círculos de los bordes y finalmente la X del centro. ¡Bingo!

Accionar un interruptor afectará a los nodos que tenga al lado. Sincronizarlos todos es más difícil de lo que parece.

Si te gustan las matemáticas habrás notado que estos rompecabezas están diseñados como un problema de cubierta de vértices, y si eres una persona más bien filosófica no te costará darte cuenta de que VMOD funciona como una metáfora de la vida en la que todo lo que hacemos afecta a lo que nos rodea, positiva o negativamente.

Pero para que tu cerebro reciba un satisfactorio entrenamiento no necesitas profundizar tanto. Lo mejor de VMOD es que nadie va a regañarte por apretar todos los botones que quieras.

    VMOD

    Juegos

    VER