DETRÁS DE ESCENA

The Elder Scrolls: Blades

Cómo Todd Howard y Bethesda crearon este fantástico RPG.

Como director a cargo de las aclamadas sagas The Elder Scrolls y Fallout, Todd Howard ha contribuido a la creación de algunos de los mundos más envolventes jamás diseñados, lugares que los jugadores pueden pasar horas explorando.

El equipo de Bethesda Game Studios siente pasión por construir estos enormes territorios, pero a Howard siempre le ha encantado usar su móvil para jugar. Y por eso planteó este reto: crear un juego móvil con jugabilidad épica, a la altura del Elder Scrolls para computadora y consola.

Si ese dragón no murió por causas naturales, podríamos estar ante una terrorífica aventura.

En septiembre descubriremos el resultado: The Elder Scrolls: Blades

“Queríamos que Blades transmitiera la sensación de ser un auténtico RPG de Elder Scrolls, con buenos gráficos, denso y en primera persona”, dice Howard. Aunque no fuera un juego de mundo abierto, tenía que incluir elementos como la construcción de ciudades y combates uno contra uno entre jugadores. Y todo debía caber en tu teléfono.

Un mecanismo brillante

Para lograrlo, el equipo analizó a milímetro las mecánicas básicas de Blades. ¿Movimiento? Toca el punto al que quieras dirigirte. ¿Combate? Mantén presionado y suelta (para blandir tu espada) y toca los botones en la pantalla (para lanzar hechizos y pulverizar enemigos con tu escudo).

“Teníamos que conseguir que hasta una partida de 10 minutos resultara satisfactoria”, dice Howard. Lo que no quería era una interfaz complicada: “Me molesta cuando la pantalla está llena de botones virtuales como si quisieran imitar un juego de PC o de consola”.

La interfaz de Blades te da la información justa sin invadir toda la pantalla.

Otra obligación: el juego debía poder jugarse tanto en horizontal como en vertical (en la última, con la posibilidad de agregar un joystick virtual). Aunque los dos modelos lo convencen, lo que más le gusta a Howard es que el modo vertical te permite “disfrutar de Elder Scrolls mientras tomas un café”.

Las lecciones del éxito

La continua popularidad del primer juego móvil de Bethesda, Fallout Shelter, fue la motivación para superarse. Según Howard, desde su lanzamiento en 2015, Fallout ha acumulado más de 120 millones de jugadores, más que el resto de sus juegos juntos.

“Ese éxito nos dijo que podíamos mantener nuestra esencia y llegar a un público más amplio, así que no debíamos tener miedo; que con Blades, debíamos plantearnos metas aún más ambiciosas”.

Ruinas misteriosas, bosques bañados por el sol. Todos los paisajes tienen el toque Elder Scrolls.

El resultado es un juego que parece forjado del mismo metal que las versiones de computadora y consola.

“Las partes esenciales, como definir a tu personaje, recibir misiones, explorar y luchar, están todas ahí”, dice Howard. “Son diferentes, pero cumplen la misma función”.

    The Elder Scrolls: Blades

    Cumple misiones. Crea. Conquis

    VER