JUEGO
DEL DÍA

Yeah Bunny 2

VER

Si tocas, salta. Tan simple como eso. Básicamente, es todo lo que Yeah Bunny 2 tiene que enseñarte. Este es el típico juego de plataformas que permite disfrutar a jugadores novatos sin dejar de lado el nivel de exigencia que suelen buscar los más veteranos.

En cuanto veas que este conejito salta automáticamente, comprobarás que hacer caso a tus instintos naturales es la mejor manera de avanzar. Al ver a un enemigo, darás un toque para saltar y rebotar sobre su cabeza sin pensarlo dos veces, a menos que sea puntiagudo: a esos es mejor esquivarlos. ¿Sabrosas zanahorias y monedas flotantes? Salta y obtenlas.

Si dejas algo importante en el camino, espera a que el conejito dé la vuelta al llegar a una superficie vertical, como una pared, y rebota contra ella.

A lo largo de tus travesías tendrás que liberar pollos enjaulados, recoger las tres estrellas de cada nivel y recolectar tantas monedas y zanahorias como puedas. Eres un conejito, así que esto último es lo más importante.

Recoge zanahorias y esquiva animales: Yeah Bunny 2 es así de sencillo.

Además, estas hortalizas de color naranja te servirán como moneda de cambio para continuar jugando después de aterrizar en un pincho, caerte al agua o estamparte contra un enemigo. La primera vez no te costará demasiado, pero el precio por seguir jugando será cada vez más alto.

Esta mecánica enriquece el juego con un interesante matiz. Sí, volver a empezar no parece demasiado grave, pero cuando estás a punto de llegar al final de los niveles más exigentes, después de superar un pasillo lleno de cañones y pinchos, lo más seguro es que eso no te haga demasiada gracia y prefieras seguir jugando desde el último punto de control.

Prepárate para ponerte los nervios de punta con este juego. Pero aún así, gracias a un pegadizo tema de acompañamiento y los escapes de un cerdo descomunal, Yeah Bunny 2 conseguirá que no pares de dar saltos de alegría.

    Yeah Bunny 2

    Juegos

    VER