JUEGO
DEL DÍA

Rush Rally 3

Rallyes dignos de consolas

VER

Deja de pensar en la bandera a cuadros. Todavía queda mucho camino por recorrer y en Rush Rally 3 necesitas poner toda tu atención en lo que tienes delante, porque este simulador de carreras no se anda con tonterías.

Aquí no hay niveles de entrenamiento ni niveles de dificultad graduales, sino que caes directamente en el fondo de la carrera derrapando y lanzando grava. Y precisamente por eso es tan divertido.

Esperar en la línea de salida te ayudará a hacerte a la idea de lo complicados que serán los dos próximos minutos, pero si cruzas la meta en un tiempo que pueda darte la victoria, sentirás que has logrado llegar a lo más alto, al menos durante un breve periodo de tiempo.

Este juego no es de los que te deja dormirte en los laureles: en cuanto cruzas los bosques finlandeses o el interior de México, te meterá de lleno en circuitos nevados o te enfrentará a peligrosos ascensos en medio de la noche. Así que si quieres dominar todos los niveles, tendrás que encontrarle el truco a tu auto y a la resbaladiza superficie sobre la que corren sus neumáticos.

Por suerte, tienes un taller en el que puedes ajustar y mejorar tu vehículo, usando lo que hayas ganado en la carrera para añadir prestaciones y comprar nuevos vehículos.

Abrirte paso en la clasificación implicará conducir al límite, y por encima, de tus límites. Así que no pierdas de vista el botón de reinicio, te va a hacer buena falta cuando te pases de girar a la izquierda en una curva o termines estampándote contra unos árboles por no calcular bien un salto de terreno.

Vas a necesitar tacto para pisar el freno y un sexto sentido para saber cuándo apretar el acelerador a fondo. Durante los próximos dos minutos no serás un jugador, serás un piloto de rally. Nos vemos en la meta.

    Rush Rally 3

    Rallyes dignos de consolas

    VER